Envíos GRATIS a partir de 30,00 €

Mejora tu descanso y gana espacio durmiendo en un futón

Elegir dónde dormir es una de las decisiones más importantes a tomar, no en vano pasamos un tercio de nuestra vida contando ovejitas. Hacerlo en el suelo es algo que puede ser chocante para algunos occidentales pero en Japón llevamos haciéndolo desde hace siglos, y tiene importantes ventajas:

Descansa mejor

Cuando duermes en un futón tu espalda reposa en un colchón de algodón sobre el somier más firme que hay: un tatami o directamente el suelo. Puede llevar unos días acostumbrarte pero tus vértebras pronto encontrarán una posición natural beneficiosa contra los dolores de espalda. Además fortalece los músculos y favorece un progresivo alineamiento de la columna.

Gana una habitación para tu casa

En Japón estamos acostumbrados a vivir en pisos pequeños, de ahí que tengamos costumbre de aprovechar el espacio al máximo.

Dormir en un futón es ideal para ello, ya que al despertar y tras ventilar la habitación se puede guardar dentro del armario junto con la ropa de cama, convirtiendo el dormitorio en un espacio polivalente donde hacer yoga, meditar, tener una sala de juegos para los niños o lo que a ti te apetezca.

También es una gran opción tenerlos guardados en el armario para usarlos como cama de invitados cuando se presente la ocasión.

-20%
Futón individual
260,00 € 234,00 €
-20%
Funda De Nórdica Individual
35,00 € 31,50 €
-20%
Futón Matrimonio
350,00 € 315,00 €
-20%
Futón SET matrimonio
550,00 € 495,00 €
-20%
Funda De Nórdica Matrimonio
45,00 € 40,50 €
-20%
Funda De Almohada
15,00 € 13,50 €
-20%
Funda De Futón Matrimonio
45,00 € 40,50 €
-20%
Funda De Futón Individual
35,00 € 31,50 €

Traemos calidad japonesa

En la fabricación de nuestros futones se usan múltiples capas de acolchado cubiertas con tela de algodón para favorecer el aislamiento de la base. Gracias a sus 10 cm de espesor no es necesario poner ningún otro colchón o topper debajo. Se pueden colocar sobre un tatami, una base o directamente en el suelo.

Están producidos íntegramente por la casa Covax, de la prefectura de Tochigui, y cumplen con los estándares más exigentes del mercado japonés.